Búsqueda Avanzada
visitar
4123
FECHA DE ACTUALIZACIÓN: 2012/04/21
RESUMEN DE LA PREGUNTA
¿Qué hay que hacer para terminar con la prisa?
cuestión
¿Qué hay que hacer para terminar con la prisa?
Un breve

La prisa e impaciencia son de los asuntos han prohibido en las enseñanzas religiosas, y el propósito de esto es una acción temprana en la realización de los actos, mientras que existe diferencia entre “precipitación” con “velocidad” y “acción en su momento”. Velocidad o dar prisa es aquello que el ser humano después de haber alistado los preparativos y las condiciones necesarias, sin perder tiempo y comienza de inmediato a realizar los trabajos. Ante el vocablo prisa se encuentra el vocablo “no meter prisa” y “lentitud” que significa no apresurar y obrar con reflexión desde todas las perspectivas del acto.

Considerar los efectos nocivos, los defectos de la prisa y el valor de obrar con reflexión y tolerancia, que es de las especialidades de los Profetas y de los benevolentes, provoca que los seres humanos no realicen ningún acto a menos que reflexionando y con respiro, respetando en todas las posturas la calma y quietud. Y puesto que durante un tiempo actuó así –aunque con dificultad– esta postura se convertirá en una costumbre para él, terminando en él el atributo de prisa y apareciendo en él el sosiego y la tranquilidad.

Respuestas detalladas

La prisa y la impaciencia son considerados temperamentos desagradables que se muestran en formas diversas en la conducta de los seres humanos, bajo este significado que el ser humano comienza a realizar un acto antes de alistar los preparativos para éste, un acto que su resultado no será otro más que la derrota o su realización en forma incompleta. Esto es similar a que el ser humano recoja la fruta del árbol antes de que madure y antes de que pueda ser consumida, acto que su resultado es la pérdida de la fruta o la mengua de sus beneficios. O siembre antes de preparar el campo que su resultado es la pérdida de las semilla o la disminución del producto.

El Imam ‘Alî (a.s.) dijo: “Aquel que recoja la fruta antes de que madure, es similar a alguien que eche sus semillas en un campo inadecuado (como una salitrera –una persona así desperdició su fuerza y su capital sin obtener ninguna ganancia)”.[1]

La experiencia, el intelecto y la religión opinan lo mismo respecto a la fealdad, nocividad y prohibición de la prisa, y la reprochan. Râqib Isfahanî considera al capricho como el origen de la impaciencia, y valora este mismo asunto como la causa de la prohibición de ésta en el Corán.[2]

El Imam ‘Alî (a.s.) consideró a la impaciencia como resultado de la torpeza, dijo: “La impaciencia antes de la posibilidad (de realizar un acto) es (el proceder) de los estúpidos”.[3]

El gran Profeta (s.a.w.) también explica al origen de obrar con reflexión y prisa de la siguiente manera: “Reflexionar es un acto Divino y la prisa es un acto diabólico”.[4]

Considerar las consecuencias nocivas de la prisa provoca que nos alejemos de este atributo, y que coloquemos a la tranquilidad y serenidad que son el punto contrario como modelo de nuestra vida.

Resultado de la impaciencia

Las particularidades diabólicas en forma definitiva son corruptoras y dañinas, y cualquiera de éstas además de que por sí mismas son malas y reprochables, provocan también consecuencias irrazonables incrementando su fealdad. Por ello a continuación presentamos algunos efectos de la prisa mencionados en los dichos del Imam ‘Alî (a.s.):

1. Arrepentimiento: «إِيَّاك‏ وَ الْعَجَلَ فَإِنَّهُ عُنْوَانُ الْفَوْتِ وَ النَّدَم‏» –“Aléjate de la impaciencia que es el inicio de la pérdida (la oportunidad) y el arrepentimiento”.[5]

Los actos que se inician sin reflexionar, pensar ni cavilar, en forma general terminan en fracaso y mal resultado, ocasionando el arrepentimiento. Por esta misma causa el ser humano pierde las oportunidades valiosas así como las posibilidades de realizar nuevamente los actos.

2. Infortunio: «قَلَّ مَا تَنْجَحُ حِيلَةُ الْعَجُولِ» –“Sucede muy poco que la administración del impaciente triunfe”.[6]

La prisa y la impaciencia provocan que las personas no calculen todas las perspectivas de un acto y como consecuencia pierdan algunos de los medios del éxito, y en conclusión no lleguen a obtener la victoria deseada quedando privadas de ella.

3. El deslice y la ruina: "كَثْرَةُ الْعَجَلِ يُزِلُّ" –“La impaciencia en demasía provoca el deslice del ser humano”. [7] Y "قَلَّ مَنْ عَجِلَ إِلَّا هَلَك‏" –“Pocos son los impacientes que no caen en la ruina”.[8]

La falta de administración y el apresuramiento en muchos de los asuntos provoca que el impaciente no vea algunos de los obstáculos y lugares de deslice, y cuando actúa se vea atrapado por estos. En conclusión resbale y caiga en la perdición que lleva al Infierno.

4. Tristeza y dolor: «الْعَجَلُ قَبْلَ الْإِمْكَانِ يُوجِبُ الْغُصَّة» –“La impaciencia antes de la posibilidad (de un acto) provoca tristeza”. [9]

La alegría y frescura son de las necesidades de la vida del ser humano, y con tristeza y pena (sin causa) la persona no podrá llegar a su meta, ni tampoco deberá con sus propias manos convertir en tristeza a la alegría y frescura de la vida.

El Imam ‘Alî (a.s.) menciona otras consecuencias para la prisa, pero para abreviar evitamos mencionarlas y sólo lo invitamos a que estudie el capítulo existente en la obra “Gurar Al-Hikam” sobre este mismo tema.

Tal y como se mencionó el punto contrario de “dar prisa” es “no meter prisa” y “lentitud”, es decir obrar con reflexión, y realizar un acto reflexionando y analizando todas sus perspectivas.

En una narración del Profeta de Dios (s.a.w.) dice: “La prisa hace que la gente caiga en la perdición, si la gente actuase con un poco más de reflexión nadie caería en ésta”.[10]

De esta narración se deduce que la mayor pérdida que tienen las personas es resultado de la prisa.

En este mismo campo el Imam Sâdiq (a.s.) dijo: “Aquel que realice un acto en un momento inadecuado, su terminación será también en un momento inoportuno”.[11]

De lo mencionado concluimos que el sendero de la felicidad es aquel que el ser humano en cada acto que inicia lo hace con la máxima exactitud y consciencia, y lejos de cualquier prisa analiza sus perspectivas evitando cualquier juicio previo y precipitado. El medio para curar la precipitación es recordar las pérdidas indicadas, y después recuerden los valores y las bondades del punto contrario, es decir el sosiego y la tranquilidad que son especialidades de los Profetas y benevolentes, luego decida no realizar un acto a menos que sea con reflexión y pensamiento, sin perder nunca ni en ninguna situación la paciencia y tolerancia. Después de que la persona con molestias y esfuerzos actuó durante un tiempo en esta forma, el sosiego y la tranquilidad se volverán su costumbre quedando lejos de ser un apresurado.

Para finalizar, un punto que es necesario considerar es que la precipitación, con velocidad y realización a tiempo es diferente.

Velocidad o dar prisa es aquello que el ser humano después de haber alistado los preparativos y las condiciones necesarias, sin perder tiempo comienza de inmediato a realizar los trabajos. Por ello fue recomendado por los Inmaculados el uso de las oportunidades en los buenos actos:

1. Profeta de Dios (s.a.w.): “Valora cinco cosas antes de valorar otras cinco, tu juventud antes de la vejez, tu salud antes de la enfermedad, tu riqueza antes de la pobreza, tus oportunidades antes de las inconveniencias, tu vida antes de la muerte”.[12]

2. Imam ‘Alî (a.s.): “Las oportunidades se escaparán al igual que el pasar de las nubes”.[13]

3. Imam ‘Alî (a.s.): “La obra con reflexión es loada en cualquier acto, a excepción en los buenos actos”.[14]

4. Imam Bâqir (a.s.): “Cuando decides realizar un buen acto realízalo de inmediato puesto que desconoces lo que sucederá después”.[15]

5. Imam Sâdiq (a.s.): “Aquel que decide realizar un buen acto deberá apresurarse y no dejarlo para después, puesto que el creyente en ocasiones realiza buenos actos que Dios en respuesta a ellos dice: “¡Te he perdonado, y pasaré también por alto tus equivocaciones venideras”.”[16]

 


[1]Nahÿul Balâgah, p.52, sermón 5.

[2]– Râgib Isfahânî Husayn Ibn Muhammad, Al-Murfadât fi Garîb Al-Qurân, p.548.

[3]– Âmadî ‘Abdu Al-Wâhid, Gurar Al-Hikam, p.266.

[4]Tabarsî ‘Alî Ibn Hasan, Mushkatu Al-Anwâr, t.1, p.334.

[5]Gurar Al-Hikam, p.267.

[6]– Ídem.

[7]– Ídem.

[8]– Ídem.

[9]– Ídem.

[10]–Burqî Ahmad Ibn Muhammad, Al-Mahâsin, p.215.

[11]– Sadûq Muhammad Ibn ‘Alî, Al-Jisâl, t.1, p.100.

[12]Tûsî Muhammad Ibn Hasan, Al-Amâlî, p.525.

[13]Gurar Al-Hikam, p.473.

[14]– Ídem.

[15]– Kulaînî Muhammad Ibn Ia’qûb, Kâfî, t.2, p.142, h.3.

[16]– Ídem, h.6.

 

Q traducciones en otros idiomas
Comentarios
Número de comentarios 0
Por favor, introduzca el valor
ejemplo : Yourname@YourDomane.ext
Por favor, introduzca el valor
<< Código de Seguridad es Incorrecto
Por favor, introduzca la cantidad correcta de Código de seguridad

Categorías

Preguntas causales

Lo más visitado

  • ¿Por qué Caín mató a Abel?
    45739 Clasificación de los hadices
    De las aleyas coránicas se deduce que la causa de que Abel fuese asesinado por Caín, fue el atributo abyecto de una envidia que prendía dentro de Caín, y al final terminó con la muerte inocentemente de Abel. ...
  • ¿Cuál es la obligación legal de la mujer ante el marido?
    36111 Derecho y leyes prácticas
    Una vida matrimonial consistente, estable y continua necesita de bondad, amistad, concordancia y consideración mutua así como del reconocimiento legal y respeto del derecho recíproco. La religión del Islam consideró para cada uno, mujer y hombre, una serie de derechos para que el ámbito y ...
  • ¿Qué factores amenazan la dignidad del ser humano?
    28906 Ética práctica
    Desde el punto de vista del Generoso Corán la caída moral que en realidad provoca el desplome de la persona de su jerarquía y dignidad humana, depende de diversos factores, un número de aleyas coránicas muestra que los seres humanos por negligencia, por falta de uso del entendimiento y la ...
  • ¿Qué significado tiene la palabra “musulmán” en el Generoso Corán?
    26800 Exégesis coránica
    En la terminología coránica “musulmán” significa sometimiento absoluto ante lo ordenado por Dios y el monoteísmo absoluto puro excento de cualquier tipo de asociación y dualismo. Por ello es que el Sagrado Corán presenta al Profeta Abraham (a.s.) como “musulmán”.Puesto que la religión ...
  • ¿Cuántos hijos tuvieron Adán y Eva?
    21991 تاريخ بزرگان
    Respecto al número de hijos que tuvo el Profeta Adán (a.s.) –al igual que muchos sucesos y eventos históricos– no existe una opinión definitiva; puesto que en los textos crediticios históricos, encontramos diferencias en la exposición de los nombres y número de estos. Esto es como consecuencia ...
  • ¿Cuáles son las diferencias espirituales entre el Islam y el cristianismo?
    20815 Teología moderna
    El valor y la validez espiritual de cada religión tienen una relación directa con el valor y la validez de esa religión. Las fuentes religiosas en el cristianismo tienen enseñanzas contrarias a la razón en tal forma que incluso los mismos cristianos lo confiesan. La espiritualidad que ...
  • ¿Cuáles son las causas de la desconfianza y el método para su curación?
    20131 Ética práctica
    En las enseñanzas religiosas a la persona que juzga desfavorable a los demás, es llamado desconfiado, por ello aquí analizaremos aquello que existe a este respecto en los textos islámicos. La desconfianza bajo el significado de sospecha es juzgar las cosas por el lado malo, ...
  • ¿Cómo debemos contestar el saludo de un no-musulmán cuando nos dice: “As-Salâm ‘Alaîkum”?
    19080 Derecho y leyes prácticas
    Uno de los asuntos confirmado en las enseñanzas religiosas, es que los creyentes se saluden mutuamente. De esta orden fueron exceptuados algunos casos que ejemplos de estos es saludar a alguien que no es musulmán. En las obras de jurisprudencia saludar a alguien que no sea musulmán ...
  • ¿Fue Satanás (Iblís) un ángel o no?
    18901 Exégesis coránica
    Respecto a la cuestión de si Satanás era un ángel o un genio, existen varios puntos de vista.El origen de estas diferencias parte de la historia de la creación de Adán, la paz sea con él, cuando, por orden de Dios, los ángeles ...
  • ¿Cuáles son los derechos recíprocos entre el profesor (maestro) y los alumnos (escolares, estudiantes)?
    16349 Ética práctica
    El profesor y el alumno tienen numerosas obligaciones y derechos mutuos, que pueden ser divididos en dos partes: (1) Las obligaciones del maestro respecto al alumno que corresponden a: las obligaciones morales y educativas, y a las obligaciones científicas e instructivas. (2) Las obligaciones del alumno hacia ...